El anuncio de Ikea y la otra Navidad

Anuncio Ikea 2015

Los anuncios de IKEA me encantan porque son capaces de hacernos sentir cosas, de hacernos pensar y de emocionarnos incluso hablando de una simple mesa y de lo que se cuece al rededor de ella. Me parece una de las cosas más fascinantes de la creatividad publicitaria.

Las marcas hace tiempo que no venden cosas (productos) y que han dejado de hablar de las bondades (propiamente dichas) de los productos, sino que nos venden una idea, una filosofía, unos valores… y esto es lo que ha hecho la agencia publicitaria McCann para Ikea esta navidad 2015. Ikea ha lanzado un anuncio que nos lleva a pensar que es posible una Navidad concienciada, que de como resultado un mundo mejor, más sostenible, más ecológico y más responsable. Y todo a partir de un dato que es abrumador: Una cuarta parte de la comida que compramos en Navidad, acaba en la basura. Es decir, el 25% de todo el carro de la compra que hacemos para Navidad acaba en la basura.

Esta Navidad, el anuncio de Ikea nos hace reflexionar sobre nuestra responsabilidad con el planeta, pero también con nuestra economía… Realmente ¿compramos más y tiramos más en navidad? Sea como sea, para concienciarnos de este dato, Ikea ha creado una web con consejos para ahorrar en comida esta Navidad. Se trata de consejos ingeniosos y sencillos que nos van a permitir ahorrar estas fiestas y vivir #LaOtraNavidad cocinando con el corazón, pero también con la cabeza ;)

En la web de Ikea podemos encontrar consejos para ahorrar y no desperdiciar comida durante esta fiestas, nos podemos inscribir en talleres para aprender a planificar las compras de nuestros menús navideños con el objetivo de ahorrar tiempo y dinero; y podremos ver los mejores consejos y twits bajo el hashtag #LaOtraNavidad. Además, podemos ver el anuncio de Ikea 2015 completo, protagonizado por más de 64 recolectores de basura reales que nos recuerdan que debemos cocinar con cabeza. ;)

Anuncio Ikea la otra Navidad

Mis consejos para ahorrar y no desperdiciar comida

Utiliza botes herméticos para congelar (o para regalar) la comida. Puede sonar algo extraño cuando hablamos de regalar la comida que nos ha sobrado, pero si lo pensamos bien, es una forma de facilitar el “día después” a nuestros amigos y familiares, ya que si se marchan tarde de casa, al día siguiente no van a tener que cocinar ;) Es una de las cosas que más me gusta y que solemos hacer en casa. Además, siempre hay alguien que hace un bizcocho… así que el desayuno también nos lo ahorramos ;)

Realiza recetas con la comida que sobra. Algunas recetas tradicionales fueron pensadas en su día para aprovechar la comida de Navidad. Por ejemplo, en Cataluña es tradicional comer canelones el día de San Esteban (26 de diciembre), ya que éstos se elaboraban con carne de olla sobrante del día de Navidad. También podemos elaborar pudding con bizcocho o panettone de hace unos días; o mermelada con fruta que ya no nos vamos a comer.

Y vosotras ¿qué hacéis para no desperdiciar comida? #LaOtraNavidad

Post Patrocinado

Compartir

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *