Probarte mil vestidos de novia y encontrar tu vestido de novia perfecto

comprar vestidos de novia - vestidos de novia precios - experiencia

Lo cierto es que jamás imaginé que la búsqueda de mi vestido de novia y del look completo me iba a descubrir tanto sobre mí. Creo que eso ha sido lo más bonito de todo el proceso, porque a pesar de los nervios, de las prisas, de no llegar a nada y de tener tanto que hacer… mientras buscaba el vestido, me he ido conociendo a mí misma y a fecha de hoy soy capaz de describir mi personalidad al milímetro.

Con las idas y venidas, sólo sabía de mí que era indecisa, pero a medida que avanzaba en la idea de encontrar «mi vestido de novia», he ido descubriendo cosas de mí que desconocía, aunque reconozco que no todas las cosas que he descubierto, me gustan. Entre ellas, que soy tan indecisa que tuve que probarme más de 20 vestidos de novia, antes de dar con el mío. Sí, una locura. Pero, sinceramente, mereció la pena.

Todas las novias del mundo empezamos la búsqueda del vestido de novia obsesionadas con elegir bien, sin darnos cuenta que siempre vamos a elegir bien, porque siempre vamos a ser nosotras. Por supuesto, durante el proceso nos vamos a encontrar los convencionalismos y protocolos de lo que debe ser – o llevar – una novia. Lo que se entiende por novia clásica y convencional. Como dice este artículo de Vogue Novias con el que tan identificada me sentí: las novias deben llevar las uñas nude o la manicura francesa, cola larga, velo, medias blancas, liga… Pero, ¿y si no quiero? Y si todo eso no va conmigo?

Durante mi periplo, he visitado muchas firmas y ateliers y me he probado una infinidad de vestidos de novia; y cuando digo muchos son muchos (de todo tipo y presupuestos). Me llegué a probar vestidos de novia estilo princesa, de corte sirena, vestidos de novia para ceremonia civil, vestidos de novia para bodas de noche, vestidos de novia baratos y otros más caros (muyyyy caros)… así que aquí os cuento mi experiencia y mi opinión en cada uno de los ateliers o firmas que visité con la única intención de ayudar a las futuras novias.

Los precios de los vestidos de novia

En algunos casos indico los precios de los vestidos de novia que me probé, a modo orientativo (porque a estas alturas ya casi no recuerdo qué costaba cada modelo en concreto). Creo que puede ser bastante útil, pues una de las cosas que más me irritaba es que cuando buscas tu vestido de novia online, nunca ves el los precios de los vestidos de novia en sus webs.

Soy consciente de que un vestido de novia puede ser impresionante por su caída e impactarte cuando te lo pruebas, pero tener una horquilla de precios aproximada de cada modelo me parece imprescindible por varios motivos, pero el principal, para evitar la pérdida de tiempo de la novia y de las asesoras. Por mucho que te guste un vestido, si tienes un presupuesto, tienes un presupuesto y el precio, en estos casos, es más determinante de lo que podemos creer. Una novia está ilusionada, pero no está loca. Si su presupuesto es de 2.000€, no se va a gastar 4.500€.

comprar vestidos de novia - vestidos de novia precios - experiencia

Los vestidos de novia que me probé y las firmas que visité

En resumen, durante este tiempo, he tenido la oportunidad de visitar más de 15 ateliers, tiendas multimarca o firmas de moda nupcial; y ésta es mi experiencia.

Aprender a valorar la calidad de un vestido de novia

LAURE DE SAGAZAN. Pedí cita en esta firma quería descubrir si las señales existen… Soy mucho de dar sentido a las cosas que pasan en la vida. Y es que en mi habitación tengo la foto de una chica vestida de novia desde hace más de tres años. Fue un recorte de Vogue Novias que usé para poner en un marco de fotos de color blanco (lo habréis visto en mi perfil de Instagram) porque simplemente me maravilló la dulzura de la foto… y finalmente descubrí que el vestido era de Laure de Sagazan, así que allí estuve. El diseño es totalmente francés y los vestidos tienen unas caídas y unos patrones súper favorecedores. Pero lo más espectacular son las telas…. Es tocar esos vestidos y sabes perfectamente que estás frente a algo único y de una calidad excepcional; de ahí que el precio de los vestidos de Laure de Sagazan ronde los 3.500€ por vestido.

El atelier está ubicado en un edificio modernista de Barcelona que es una delicia y te atienden dos chicas que son un amor. Además, ya sabéis que estoy enamorada de Barcelona y su arquitectura, y sólo por eso, mereció la pena ir. Por cierto, después de tocar esos vestidos, empiezas a saber lo que son vestidos de buena calidad. Sólo por esto, es necesario probárselos… Gracias a Laure de Sagazan aprendí a valorar la calidad – precio de todos los vestido que me fui probando.  Aviso: Aquí tampoco te van a dejar hacer fotos.

INMACULADA GARCÍA Barcelona. Para esta firma sólo tengo buenas palabras. Mayla, la jefa de tienda es un encanto y una crack. Fue la primera asesora que definió mi estilo y acertó de lleno. Si conocéis las colecciones de la firma, sabréis que suelen tener un aire muy boho y que son ideales para casarse en Ibiza o en el campo… rodeada de ninfas. Por entonces, yo todavía no tenía claro el lugar de la ceremonia, pero sí las fechas, y el vestido de novia que más me gustó no cuadraba con la época del año.  En cuanto a los precios, los vestido que más me gustaron rondaban los 2.200€.  Y tengo que decir que tanto por los diseños como por la calidad, no me parecieron caros. Aunque claro a estas alturas… mi vara de medir estaba (y está) ya algo por encima de lo normal porque todo (todo) lo que tiene que ver con bodas es…. caro.

ODET SAÜC. El mismo día que estuve en Inmaculada García y Weddingland Barcelona estuve también en Odet Saüc. A favor de Ainoha, el alma máter de Odet Saüc, tengo que decir que, a pesar de llegar una hora tarde, nos atendió de maravilla. Creamos un clima muy divertido y de muchísima complicidad. Los vestidos son una maravilla, igual que el edificio que alberga la tienda. No encontré allí mi vestido en aquella ocasión, pero creo que si la tienda me hubiera quedado algo más a mano, hubiera vuelto para seguir probándome vestidos de Flora Bridal (tenéis que hacerlo una vez en la vida y sentiros estrellas de Hollywood), de Madewhitlove o de Anna Kara hasta dar con el mío. Son todos una preciosidad. Ademas, Ainoha organiza Trunck Shows (un periodo de tiempo determinado en el que te puedes probar modelos de una firma en concreto) con firmas exclusivas que elige con un gusto increíble… Los precios oscilan desde 1.800 a 4.800€ en función del vestido y la colección. Muchos de ellos tienen pedrería, lo que encarece algo más el vestido.

Vestidos de novia baratos y más económicos en Barcelona

WEDDINGLAND BARCELONAVamos a situarnos… Viernes de Black Friday en Barcelona. Mi madre y yo agotadas de tanta maratón de moda nupcial; y a la hora de comer; tras haber visitado Inmaculada García. Cabe decir que la chica no nos atendió mal del todo pero creo que estaba tan cansada y tenía tanta hambre como nosotras. Una vez frente a la pantalla para seleccionar los modelos que más nos gustaban, en seguida me di cuenta de que no había ningún vestido que me encajase. Pero me dije «Oye inténtalo!! no es lo mismo pagar un vestido de 3.000€ que de 1.000€. Al fin y al cabo… es un día! Qué digo un día! unas horas!» Ni con esas.

Me probé tres vestidos, de los cuales no tengo fotos; no porque no me dejaran hacerlas, sino porque no merecía la pena… Finalmente, acabé con un presupuesto en la mano de un vestido de Aire Barcelona de la colección actual. Entre las condiciones de Weddingland y el descuento de Black Friday, el vestido cuyo precio actual era de 2.000€ en tienda oficial, ¡me quedaba por 800€! Ni idea de dónde está el secreto. Pero está claro que si tienes la suerte de que te guste un vestido de unas de las marcas que comercializan, tu vestido te puede salir – con un poco de suerte – muchísimo más barato.

LA NÚVIA PIM PAM. Llegué a La Núvia Pim Pam, una tiendecita ubicada en Barcelona, muy ilusionada. Se trataba de la primera tienda que visitaba y la elegí porque distribuyen vestidos de novia de Rembo Styiling, Elsa Garay y Marylise. Neus es un encanto, me atendió de maravilla, escuchándome e intentando comprender qué andaba buscando. Lástima que ni yo misma sabía qué buscaba… En esta tienda de Barcelona tienen vestidos fluidos, ligeros, con unas faldas y colas preciosas con acabados bonitos y telas normalitas (en algún modelo, una de las capas es tejido de «punto»). Eso sí, puedes encontrar un vestido de estilo francés (cándido, sutil, romántico, fluido… ) desde 1.500€. Estuve en dos ocasiones y finalmente descarté los vestidos porque como os decía, no me acababa de sentir identificada con este estilo de vestido, pero, claro, todo eso lo descubrí tras visitar otras tiendas y ateliers y probarme decenas de vestidos de diferentes estilos. ¿Seguimos?

PRONOVIAS Barcelona. Creía que Pronovias era una parada obligada para cualquier novia. Por lo menos tendrán variedad, pensaba… Pero la atención no me gustó nada. Esperé más de media hora a que me atendieran, sentada en una mesa (recordemos que iba sola), viendo un catálogo de la firma. Tras 40 minutos, «mi asesora» se sentó junto a mí y me preguntó «Qué, qué has pensado?». Menos mal que no existe voz en off en la vida real.

Comencé explicándole el tipo de ceremonia, pero vi que su atención era nula. Me pidió que seleccionase unos vestidos y me los sacó, uno tras otro, limitándose a preguntar ¿Te gusta o no? El momento top llegó cuando le pedí si tenía una diadema para verme un poco el «look de novia» y me sacó… una corona de flores. Me sentí tan ridícula que por un momento me vi en plan «Novia a la fuga». En cuanto a los vestidos… Por decirlo de alguna manera, no me gustó ninguno. Ni patrones, ni telas, ni acabados, ni bordados… Y para colmo, algunos de los que había seleccionado, no estaban en tienda. Esto es algo que tenéis que tener en cuenta si no os queréis llevar disgustos: Puede que no te puedas probar el vestido que has visto en la web en la primera visita (esto pasa en muchas tiendas). Paciencia.

Por contra, puedes hacer las fotos que quieras, mandarlas a tu familia y confirmar que ese vestido es el tuyo (o no). En cuanto a los precios… creo que no recuerdo ninguno porque al no gustarme ningún modelo, ni pregunté, pero desde 1.800€ puedes hacerte con tu vestido.

AIRE BARCELONA. Hace varios años, justo cuando la sección Wedding Day de este blog de moda, belleza y estilo de vida arrancaba, vi una colección de Aire Barcelona tan bonita que pensé «Cuando me case, iré vestida de Aire Barcelona». Como dice la canción «cómo han pasado los años, las vueltas que da la vida….». Para que os hagáis a la idea: yo sentada frente a una pantalla, viendo pasar modelos de vestidos… y diciéndole a la chica: ¿podemos ir ya la sección de los vestidos que NO brillan? Estuve bastante rato en el probador y creo que desde el principio sabía que allí no estaba mi vestido…. En cuanto a los precios, si no recuerdo mal, me pasaron precio de dos vestidos que rondaban los 1.800€ y me hicieron una promoción si me lo quedaba en un plazo determinado. Tengo que decir que la chica que me atendió fue súper amable y se mostró súper atenta a lo que le pedía, intentando dar con lo que buscaba…

MANU GARCÍA COSTURA (Barcelona). Alucinada me quedé con los precios y telas de Manu García… Si no recuerdo mal (de esto ya hace algunos meses) puedes tener tu vestido de novia por 1.600€ y los diseños que me probé eran preciosos. Quizá lo que peor de mi experiencia allí fueron las prisas. Eran las 18.30h de la tarde y entre charlar con la asesora, decidir modelos, comprobar disponibilidad y todo, se nos fue el rato. Así que tuve poco tiempo para probarme modelos y tampoco pude hacer ninguna foto, por lo que volver a verlos, me resultaba complicado. Pero confieso que es uno de mis sitio recomendados, porque algunos modelos son preciosos. Recuerdo uno de estilo bohemio que me pareció muy, muy, bonito…

comprar vestidos de novia - vestidos de novia precios - experiencia

Vestidos de novia en Zaragoza

ESTELA GARRO (Zaragoza). De Estela Garro sólo puedo decir que me fascinan sus diseños, como me fascinan los de Valenzuela Atelier, Helena Mareque o Rime Arodaky. Cualquier de lo tres ateliers españoles han hecho mi vestido de novia en otra vida, seguro. Pero en esta vida, el presupuesto me parecía demasiado: 3.800€ o 4.500€ por un vestido de novia al que hay que sumar los nervios de saber cómo está quedando…. No era un buen plan, no quería y no me hubiera sentido bien. Soy una romántica, pero una romántica práctica. Y mi boda no iba a ser una boda de catedral con 250 invitados. Así que… descarté hacerme el vestido con Estela.

Eso sí, tengo que decir que tanto su forma de escucharme, su gusto estético por la moda, la calidad de las telas y su saber hacer, aportan mucha confianza. Sólo hace falta ver sus vestidos para saber que tiene un gusto exquisito. Si buscáis un vestido de novia especial, tenéis que pasar por su atelier… sin duda.

MARTHA PETERS (Zaragoza). Llegué a Martha Peters sin saber muy bien qué iba a encontrar. Su seña de identidad desde el principio eran los vestidos de novia con corsé. Pero en su web había visto un par de colecciones muy, muy bonitas, y un par de vestidos espectaculares. Así que estuve una tarde en su atelier. Martha es un encanto y muy profesional, y da opciones para todo. Si no te gusta una parte del vestido, tiene mil recursos y soluciones. Si no recuerdo mal, tiene una colección básica y otra de temporada. Yo pregunté por los segundos y se iban a 2.800 – 3.200€ aprox. Me probé dos modelos preciosos, pero el tiempo ya apremiaba… El hecho de que no dejasen hacer fotos fue bastante impedimento a la hora de decidir, ya que me parecía una locura decidir sola el vestido de novia definitivo. Fue imposible cuadrar agendas para volver.

También tengo que decir que para ser un atelier de una firma personal, en mi opinión podrían haberse adaptado un poco más para cuadrar agendas. Salir media hora más tarde del trabajo o acercarse una hora al atelier fuera del horario habitual – en una ciudad como Zaragoza – no me parece una barbaridad. Pero entiendo también que no tienen porqué hacerlo.

Tiendas de novias en Zaragoza

LOVE STORY NOVIAS. Aluciné con lo bonita que es la tienda. Está ubicada en el centro de Zaragoza y es lo que toda novia espera encontrar cuando va a buscar un vestido de novia. Además, puedes elegir allí mismo todos los complementos del vestido, por lo que te facilitan la tarea muchísimo, ya que tienen desde zapatos (en ante de colores pastel, blancos, dorados, tacones con pedrería…) hasta ropa interior o batas de satén para novia. Cristina y Laura fueron un amor y allí me probé vestidos con unas faldas fluidas de gasa que eran muy románticas e ideales; e incluso un vestido de Ramón Herrerías digno de los Óscar que superaba los 4.000€ (no os digo más! jajaja).

Esta es otra cosa a tener en cuenta: Durante la búsqueda del vestido de novia, puedes ver vestidos impactantes y maravillosos, pero ¿de verdad te casarías con ellos? Piénsalo. Evitarás agotarte, desesperarte y perder el tiempo. Y no lo digo por el maravilloso vestido de Ramón Herrerías, porque fue todo un lujo poder ponerse ese vestido, aunque fuese unos minutos, y sentirse una estrella de cine…. Y ya sabes, si te gusta la moda, son cosas que tienes que hacer. ;)

MARENGO MODAMarengo (en Zaragoza) me pareció una tienda bonita pero confieso que no me hicieron sentir nada especial. Soy de esas personas que cree que las novias llegan ilusionadas porque creen que ese día, después de probarse un montón de vestidos, por fin van a encontrar el suyo; pero creo que no tuvieron en cuenta ni siquiera el lugar de la ceremonia, ni sentí realmente que me estuvieran prestando atención. Quizá el hecho de ir sola ese día jugó en mi contra, pero yo siempre me he comprado la ropa sola y no consideré importante que nadie me acompañase en una primera visita. Ya os decía que tengo personalidad…. jajajaa…

Me pareció raro que nada más llegar, sin preguntarte qué estilo de vestido buscas, te enfunden un cancán y con él todos los vestidos de novia que te puedas imaginar. Al principio creí que era un tema de decoro, pero al salir me di cuenta de que según qué vestidos pasaban de ser rectos a ser en silueta A. Además el cancán no sólo aportaba un volumen horroroso sino que impedía que sintiera la fluidez o rigidez del vestido, las telas, el movimiento, la ligereza… Días después una de las firmas me invitó a descubrir su colección, les comenté que me había probado sus vestido en Marengo, todos con cancán, y me dijeron que sus vestidos no se probaban con cancán. Tampoco dedicaron tiempo a ajustarme el vestido a mi cuerpo con pinzas, algo súper importante si quieres saber si un escote te favorece o no…

Otra cosa fue el tema fotos. Casi siempre pedía si podía hacerme una foto con el móvil a modo de recordatorio. Por eso y porque yo me hago fotos de mis looks a diario par ver cómo quedan. Sé que suena raro pero antes de hacer unas fotos para el blog, tomo fotos. Surrealista, sí. Pero soy capaz de ver mejor si me queda bien o no la ropa. Todavía no entiendo porqué, pero en esta tienda no me dejaron hacerme fotos de ningún modelo. Según ellos, la foto no hace justicia al vestido. Tengo que decir que en algún otro atelier, como os contaba, me pasó igual.

Buscando un vestido de novia en Pamplona

VICTORIA IMAZ (Pamplona). Tanto Yahaira (que por entonces estaba embarazada de sus mellizos) como su madre fueron un encanto. Creo que han revolucionado el concepto de moda nupcial, por varias cosas: la primera, acercan los diseños más bonitos y originales hechos a medida a presupuestos ajustados; la segunda, su proceso de creación de vestidos ha logrado abaratar los precios (parten de modelos básicos que personalizan a gusto de las novias) y el diseño de sus vestidos es muy original. No hay ninguno igual: para cada novia, su vestido. Puedes tener un vestido de novia desde precios muy económicos.

Creo que hacerse un vestido de novia a medida está genial si eres una persona segura de ti misma. En mi caso, soy una persona muy muy indecisa y enfrentarme a un vestido «under construction» me estresaba bastante. Si es difícil elegir entre 30 vestidos acabados, imagina, decidir cada detalle: ¿este encaje o este otro?¿esta tela o esta otra?¿con lazo o sin lazo?¿con plumas o con pedrería?¿esto quedará bien? Tener un vestido personalizado era demasiado para mí. Habrá novias que es lo que buscan; yo necesitaba elegir y dar el siguiente paso. Pero creo que si finalmente hubiera decidido dar el paso y hacerlo a medida, lo hubiera hecho allí. No sólo porque sus diseños son preciosos, sino porque me demostraron ser de ese tipo de personas con las que das una vez en la vida y demuestran ser de lo mejor.

comprar vestidos de novia - vestidos de novia precios - experiencia

Dos firmas de moda nupcial que tenía que visitar

CRISTINA TAMBORERO. Bueno… Punto y a parte merece Cristina Tamborero. De su colección me gusta la sencillez de sus vestidos, las telas, los detalles, la elegancia…. Pero siendo honesta, y aunque soy consciente de que tanto ella como la chica que le ayuda en el atelier lo intentaron, el trato no acabó de convencerme. De hecho, todavía estoy esperando los presupuestos de los dos vestidos que me gustaron; y no entiendo porque lo tomaron con tan poca profesionalidad. Entiendo que fui sola y que a veces, eso despista; pero os aseguro que nadie se toma la molestia de pedir cita en un atelier para pasar el rato. Ambos vestidos me encajaban, pero desconocer el precio no ayuda demasiado para decidir.

Algo importante: desde el primer momento me dejaron muy, muy claro, que tras decidir el vestido sólo habría tres pruebas. No es que sea poco habitual. La mayoría de ateliers cierran en tres pruebas el vestido de novia pero en esa ocasión sonó a «nos nos gusta que nos mareen».

JORDI ANGUERA (Barcelona)Pasaba una vez al mes por delante de Jordi Anguera, por lo que me dije «No te puedes casar sin probarte un vestido de Anguera». Así que allí me planté deseando conocer su atelier, compartido con El Tocador de la Novia. De allí sales vestida de pies a cabeza, porque en el Tocador, puedes encontrar tocados de novia, zapatos y complementos para novias de todo tipo. En cuanto a los vestidos…. Son una maravilla. Me probé tres y me gustaban los tres… Los precios, a partir de 2.900€ a unos 3.600€ más o menos, pero las telas, los acabados y las posibilidades de personalización, lo merecen. Tiene el don de poder confeccionar el vestido de tus sueños. De verdad. Además, te atienden de maravilla y saben entender a la perfección qué esperas de tu vestido de novia.

Enamorada de la firma Jesús Peiró

JESÚS PEIRÓ. Si habéis echado un vistazo a mi perfil de Instagram, ya sabéis que soy una novia Peiró. Me quedé con Jesús Peiró porque se me hacía imposible decidir entre tantos modelos. ¡Me gustaban todos! Y tengo que decir que trabajan con telas preciosas, de muy buena calidad. La relación calidad precio es inmejorable… Sus vestidos parten en unos 2.000€ aprox. hacia delante y te dejan modificar algunos detalles. Lo mejor es que en Barcelona cuentan con un equipazo de lo más amable y cariñoso. En especial Blanca es un encanto. Me ayudó a dar con el vestido ideal a pesar de mis millones de consultas, cambios y llamadas post- prueba, siempre con una sonrisa. Y confieso, que fui una novia muy, muy, pesada. Si esta chica es capaz de sonreír y ser amable después de llamarla día sí y día también, es capaz de todo.

Cuentan con un equipo de modistas y patronistas capaces de dar con cualquier solución, por difícil que parezca. En definitiva, creo que a pesar de los nervios (y pasé muchos) estuve en todo momento en muy buenas manos. Así que si me preguntáis por un sitio donde comprar vuestro vestido de novia, es el primer sitio que os recomendaré sin dudarlo. Primer visita: Jesús Peiró. Por cierto, si todavía no has visto mi vestido de novia, puedes verlo en Vestido de novia In Front Row Style

Y hasta aquí! Si necesitas más información sobre los diferentes ateliers o firmas nupciales, no dudes en llamarles antes. Quizá una llamada, te ahorra mucho tiempo ;)

Fotos: Unsplash
Compartir

One comment

  1. Vero
    21 agosto, 2019 a las 5:55 pm

    Un post súper útil! Muchas gracias!!
    Vero

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

NEWSLETTER